The Founder o un pollo en cada olla y un McDonald’s en cada esquina.

Yo no sé si a ustedes les parece que Michael Keaton les parece buen actor. He notado que muchos se toman a pecho su personaje de Birdman y lo encajan en algo así como el tipo que hacía de Batman y de Beetlejuice. Hagamos a un lado el que fue un Batman cojonuda y que con Beetlejuice la borda, Keaton es un actor lo que se dice en ibérico, cojonudo. Por eso cuando vi que iba a hacer una peli sobre el tipo que fundó McDonald’s (o algo así), me picó la curiosidad. No tanto cuando vi que dirigía John Lee Hancock. No se lo tomen a pecho, supongo que The Rookie y Saving Mr. Banks están bien, pero hay algo del cine de este señor que no me termina de cerrar. Igual traté de encarar The Founder sin prejuicios, porque no vale la pena atormentarse por esas cosas.

Como les dije antes, la peli cuenta la historia del señor Ray Kroc, un vendedor ambulante sin mucho en la pelota que termina siendo el fundador del imperio de los arcos dorados y las hamburguesas de cartón. La cosa más o menos abarca un período de seis años desde que Kroc se topa con los hermanos Mcdonald hasta que se termina de adueñar de la corporación.

Viéndola de principio a fin, no puedo uno sacarse de encima la sensación de que estás viendo algo que navega el caudal que hay entre ficción y documental, especialmente cuando arrancan estas secuencias explicativas que podrían ser sacadas del brochure de ventas de la franquicia por allá en los cincuenta. Hancock es bastante competente en darle ese rollo de autenticidad a lo que no deja de ser un relato “histórico”, es una marcha que tiene controlada desde que hizo The Alamo.

A la peli, lamentablemente, le falta punch. Y mira que arranca bien, con un Keaton hablando a cámara, aunque al final sea que estaba hablando a otro personaje. Supongo que es apropiado, ya que en ese equívoco se puede representar la película, parecer una cosa y ser otra, una cierta ambigüedad que pareciera retratar una inseguridad del director en elegir un tono. ¿Es una crítica o un piropo? ¿Es una historia de éxito o una advertencia? No se moja, y es algo que me hace ruido como espectador. Es hasta irónico, como cuando compras una hamburguesa de las que habla la peli y al abrir el empaque no tiene nada que ver con la foto.

Lo más destacable, sin duda, las interpretaciones. Pero, ni que fuese esto teatro, ¿no?
Keaton de nuevo la borda, lleva la película sobre sus hombros con encanto y maldad, es un gran antiheroe, es como Beetlejuice pero con acento. También hay que destacar a John Carrol Lynch y especialmente a Nick Offerman como los ingeniosos pero trágicamente ingenuos hermanos McDonald.

A nivel fotográfico extraño que el DP no se atreva más a jugar con la paleta de colores, o con la iconografía tan rica a su disposición. Tiene algunos momentos , pero creo que lo más agresivo que tiene es el poster. Claro, claro, que estoy hablando de la película que yo quería que fuera y no la que es. De acuerdo, pero también es sobre todo los recursos que tuvo  su disposición y que no utilizó. Es adecuada, es competente, pero poco más.

Al final del día The Founder es una peli que está bien echarle una mirada cuando llegue a streaming, cuenta una historia que es interesante conocer, el cómo un simple restaurante con un ingenioso sistema pasó a convertirse en uno de los avatares culturales de los estadounidenses. Pero jode, porque es tanta historia para una peli que se limita a cumplir las normas básicas. Ya saben, como cuando tienes la corporación alimenticia más grande del país y la usas para servir cartón.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s