El chiste del VHSaurio

Hacemos una pausa en el tema del cine para dedicarle unos minutos al recuerdo, que al fin al cabo fue lo que nos convocó en esta pequeña esquina cerca de casa.

Si me siguen en redes sociales, que es bastante probable porque no soy tan popular y si leen esto es porque nos conocemos, habrán notado que a menudo menciono al VHSaurio. Se preguntarán, ¿qué es el VHSaurio? ¿A qué especie tecno-animal pertenece? ¿Queda algún espécimen de esta magnifica raza que podamos estudiar?

Miren, es mejor si se los muestro. Con ustedes, el VHSaurio:

Imagen Original: Vintage Electronics

Les presento al Panasonic Omnivisión VHS PV-1265, también conocido en mi casa como el legendario VHSaurio. Nosotros lo jodíamos mucho, hence VHSaurio, pero objetivamente este nene tenía mucho que ofrecer a pesar de su edad. Primero, era un Panasonic, que alguna vainita sabía del formato. Verán, contrario a lo que muchos comentan, el formato VHS no lo creo Matsushita (AKA Panasonic), lo inventó JVC. Matsushita fue el primero en pegarse con JVC en la guerra de formatos contra Sony y su Betamax.

Este bicho, a pesar de ser jurásico en sus dimensiones, tenía algunos detallitos cheverongos. Por un lado, tenía un reloj digital que iba de peluches al momento de programarlo para grabar a una hora en particular. Tenía entrada y salidas de VHF y UHF, por lo que se podía controlar el sintonizador de la tele, aunque se operaba con las perillas que se ven a la derecha (una ladilla) o usando un control remoto que iba conectado por la entrada pequeñita de la esquina inferior derecha. Ahí mismo, como ven, tiene una entrada/salida de vídeo y una de audio. Nunca lo intenté, pero la entrada de audio y vídeo me dicen que se podía hacer el puente con una consola tipo la NES. Cosa que en retrospectiva me habría ahorrado algún dolor de cabeza, ya que la TV de ese momento era esta verguita:

Sony Trinitron KV1741.R AKA ¿El BrontoTV?

En retrospectiva, había algo bobamente rebelde en conectar una TV Sony a un VHS.
El VHSaurio era un punto de encuentro. Recuerdo que uno de los eventos sociales más comunes de mi casa era reunirse a ver películas, fueran alquiladas por mi hermana, mis tíos, mi padrino, y a veces, yo. Yo era más de alquilar juegos para la NES, pero en algún momento le agarré el gusto a lo de ver pelis y el resultado lo están leyendo.

Ahora, mientras escribía este post, me acordé de una vainita que luego en mi familia dio para chiste, pero a ver cuántos se acuerdan de esto:

Y de esta, ¿se acuerdan?

Y claro, ¿cómo olvidar esta?

Años después caí en cuenta caí en cuenta que el épico jingle era la versión de Emerson, Lake and Palmer de la Fanfarria para el Hombre Común, y por años después quiero decir hace como veinte minutos. Eso me recuerda al día que me di cuenta que “En una noche tan linda como esta” del Miss Venezuela es un fusil también, pero eso es tema para otro día.

Creo que lo más parecido y reciente que he visto es la coletilla de manga films en los DVD que compré mientras estaba en Barna, y mira, ya eso parece años luz en esta época de streaming y consumo inmediato.

Lo cierto es que el VHSaurio es un elemento muy importante en el atrezzo de La Esquina de Casa, es un portal al pasado, al prototipo del Netflix and chill. Era importante que se conocieran, que conocieran sus rituales y fanfarria, y como no, que se familiarizaran con un fósil tan divertido.Y por si Gaby y Milady están leyendo esto, no puedo dejar de pasar la oportunidad:

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s