Logan o de aquellos westerns crepusculares…

Cuando vimos el trailer de Logan, sabíamos que nos esperaba algo diferente. Por un lado estaba medio cantado que James Mangold se traía algo entre manos, con toda la pompa que le dieron al hecho que sería la última película de Hugh Jackman como Wolverine, un papel que le abrió las puertas a la fama mundial.

Solo el trailer es una declaración de intenciones, poner a X-23 es solo la puntita del Iceberg.

Logan es más o menos sencilla, algo inusual en una película de cómics. Logan está viejo y jodido, su factor de regeneración casi no funciona y el adamantium en sus huesos lo está envenenando de a poco. Por una serie de circunstancias, conoce a Laura (Dafne Keene en su debut), y se echa al hombro la misión de llevarla a Canadá acompañado por el Profesor X (Patrick Stewart), mientras buscan esquivar la persecución de un grupo de mercenarios liderados por el rubio de Narcos (Boyd Holbrook).
No entro en demasiado detalle por economía de lenguaje y por aquello de SPOILERS. Les puedo decir, sin embargo, que Logan es algo así como si Unforgiven de Clint Eastwood y Children of Men de Alfonso Cuarón hubiesen tenido un violento hijo mutante.

Voy a posta con esas dos referencias, no solo por las evidentes similitudes de trama, sino por por los tintes apocalípticos de ambas, lo que tiene huevos, considerando que la película anterior de la saga se llama, literalmente, apocalipsis. Otra forma de confirmar aquello de que no importa lo que cuentas, sino el como lo cuentas lo que define el cómo se percibe. Pero eso es otro tema.

Logan es esencialmente un western, es tan un western que una de las escenas centrales de la temática gira en torno al visionado de Shane, un clásico del género de 1953, dirigido por George Stevens. Es además de eso que llaman western crepuscular o revisionista, esos donde la llegada de la civilización y la ley es casi inevitable, donde el pistolero y el forajido son anacronismos de un pasado violento, donde las armas que ganaron el oeste van a morir solas y olvidadas. Btw, les puedo recomendar un par que me gustan: The Man Who Shot Liberty Valance (John Ford), The Wild Bunch (Sam Peckinpah) y claro, Unforgiven (Clint Eastwood).

Así, pero con poderes mutantes.

Logan  es la primera película de un subgénero que todos sabíamos que iba a llegar, el cómic crepuscular. Es apropiado que sea desde la serie de los X-Men, considerando que fueron ellos quienes abrieron la temporada por allá en el 2000 con lo que podría considerarse  el primer film de cómics “serio”; uno que se se sacudía y de hecho se burlaba de la estética campy que había hundido a franquicias como Batman.

Es una película que además se encarga de todas las formas posibles de decirnos que es algo diferente, tanto que hasta descoloca porque parece algo a parte a la franquicia, casi como un one-shot. Estéticamente es una película fea, llena de paisajes desolados, desérticos, de colores desaturados. Es polvorienta, oscura, de hecho, el sol es algo nefasto. Logan es, además, película violenta, gráficamente violenta. No es que las pelis de cómics no lo sean, pero siempre buscan llevarla a PG13, los huesos rotos no se oyen y por algún milagro médico, la sangre no salpica. Aquí cortan con ese rollo, y cuando el señor wolverine apuñala a alguien, algo que hace a menudo, lo notas, lo oyes. No es apologético, es angustiante.

Un aspecto que me llamó la atención es el uso de un sub-texto religioso que redondea la idea del ídolo caído de forma genial. Podemos leer Logan en clave viacrucis y encontrar nuestras propias estaciones, con sus caídas, sus  azotes y hasta sus mitos bíblicos con promesas de un paraíso para los bienaventurados. Visto así, todos sabemos hacia dónde el asunto, aún así funciona porque es el recorrido hacia la salvación lo que importa. Y mira que es un camino difícil.

No es una peli libre de pecados, creo que le sobran unos buenos veinte minutos y hay ciertos personajes que funcionan más como un mecanismo para avanzar la trama que como personajes dibujados con cuidado, particularmente Caliban que es la definición del personaje-perol.
Por suerte lo presenta en un paquete tan inusual para un film de héroes que podemos darle la absolución.

Logan es territorio “nuevo” para el género del cómic. Ojo, no es un terreno nuevo en el cine, todos los géneros viven una evolución natural de novedad, explosión, sobre-exposición, reinvención y eventual recesión. Con Logan, Fox ha lanzado la primera piedra y ha dicho que es momento de que la película de cómic se atreva a hacer otras cosas, que abra paso a nuevas formas de contarla, nuevos registros; es re-inventarte o morir de éxito.Algo así como lo que hicieron con Deadpool pero con muchísimos menos chistes de pipís.

Joder, y cómo lo hace. Peliculón, sin duda, recomendada.

Advertisements

One thought on “Logan o de aquellos westerns crepusculares…

  1. Pingback: El Asesinato de Jesse James por el Cobarde Robert Ford o… | La Esquina de Casa

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s