Feud: And the Winner is… (The Oscars of 1963)

Por ahí dicen aquello de quien ríe al último, ríe mejor. Siempre me he preguntado si aplica a otras cosas, como el llanto, especialmente después de ver episodios como el más reciente de Feud, la antología de Ryan Murphy sobre la rivalidad entre Bette Davis y Joan Crawford.

En el último episodio, “More, Or Less”, le dábamos una mirada a las consecuencias, o la ausencia de consecuencias que tuvo el estreno en las carreras de Crawford, culminando en la mañana de los anuncios al Oscar del 63, edición en la que Davis recibiría su décima y última nominación al calvo dorado de la Academia, mientras que Crawford sería pasada por alto.

Como deja bien claro Olivia de Havilland (Catherine Zeta-Jones), esta sería la gota que colmó el vaso y rompió cualquier posibilidad de acercamiento entre las dos actrices. La prensa, por supuesto, olió la sangre y procedió a hacer lo que hace mejor, sacarle partida, titulares y ejemplares vendidos.

Este capítulo tiene algunas virtudes que debo comentar, así que vamos por partes. Lo primero es que finalmente le dan más tiempo a Zeta-Jones para desarrollar a de Havilland, y claro, la perlita que nos regalan es que finalmente comienzan a dibujar los paralelos entre la rivalidad de las protagonistas con la suya y su hermana, Joan Fontaine. El detalles de -Es que tu Joan es peor que la mía- es sencillamente delicioso, cosa que se dice con el meñique arriba y una media carcajada falsa.

En el mismo ámbito del reparto, finalmente aparece una clásica del señor Murphy, la gran Sarah Paulson haciendo de Geraldine Page. Tiene poco tiempo en pantalla, pero se agradece. Además, porque no puedo dejar pasarlo más, el veneno que destila Judy Davis al interpretar a Hedda Hopper es para aplaudir. En una serie donde compartes metraje con Jessica Lange y Susan Sarandon, brillar pareciera una labor titánica, y mira, ella lo logra.

Lo otro es el diseño de producción, un lujo en este episodio, recreando la ceremonia del Oscar del año 63. La grandiosidad de este escenario sirve como un curioso contraste a las actrices nominadas, Page y Anne Bancroft, quienes pasan olímpicamente de la pompa, en notable contraposición al acercamiento de “vida o muerte” que depositan Crawford y Davis sobre el resultado de la premiación. BTW, eso que muestran ahí de hecho pasó, no sé si las conversaciones previas, pero de que Joan Crawford tuvo la última carcajada al recibir el premio en nombre de Crawford en las narices de Davis, true story. Eso es saña, ya no la hacen así.

Feud de momento es una serie que no ha decepcionado ni un poquito. La producción con un notable y las interpretaciones de premio; los últimos tres capítulos prometen, más si consideramos que ahora es que se pone “feo” el asunto. Y mira, me da curiosidad ver como definen eso de quién ríe y quién llora al último.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s