De la majestad de la pantalla a Netflix and chill.

Llevaba rato queriendo escribir algo que no fuese un review. No porque no las disfrute, que sí lo hago, sino porque quería ejercitar otros músculos de la escritura, por eso de lo que no se usa, se atrofia. Por suerte ahí está el infalible twitter, que cuando no te está mostrando una chorrada que te salta las tapas de la arrechera, te muestra algo que te hace reflexionar, o te hace mear de la risa.

Recogí esta nota de un tweet de los amigos de fiebreseries, dice: Will Smith y Pedro Almodovar chocan en Cannes por Netflix. Mire usted, ¿será que el amigo príncipe de Bel-Air le cambió la clave del servicio a Pedro? ¿Quizás Pedro se molestó porque Will le usó la cuenta y le alteró el filtro de preferencias?

La noticia, difundida por distintos medios, entre ellos The Hollywood Reporter, aclara que el cruce de opiniones surge a raíz de la decisión de la organización del Festival de Cannes de no incluir películas estrenadas en servicios digitales para el próximo año. Para el pintoresco director de cine español: …la Palma de Oro no debería recibirla una película que no se vea en pantalla grande” -aunque matizó- “Esto no significa que no esté abierto o celebre las nuevas tecnologías y oportunidades, pero mientras viva, lucharé por la pantalla grande y su capacidad hipnótica en el espectador

En la otra esquina, Will Smith defendió la plataforma con una mezcla de pragmatismo y romanticismo. comentando como Netflix le dio la oportunidad a sus hijos de disfrutar películas que no pudieron ver en los teatros, y que de hecho: “(Netflix) ha expandido la comprensión global del cine de mis hijos“.

En esta esquina, la entropía…

Yo me imagino que cuando el invento de Gutenberg comenzó a hacerse popular, habría toda una cofradía de monjes y copistas indignados que defendían a capa y espada las virtudes del libro copiado a mano, exaltando la belleza y majestad de las imágenes pintadas y el texto cuidadosamente iluminado.

Siempre hay resistencia al cambio, el cine no es la excepción. De hecho, el mismo cine pasó por su etapa de ser considerado un simple espectáculo de barraca, un divertimento de cinco centavos, antes de ser considerado el Séptimo Arte, con sus mayúsculas bien ganadas. No hablemos ya de los traumas que debió generar en los grande productores la muerte del Sistema de Estudios y la entrada al ruedo de cadenas de distribución independientes o productores pequeños, que no solo cambió el modelo de negocio sino quienes podían acceder al mismo.

¿Les suena familiar?

Todo cambio exige un período de adaptación, un tiempo en el que las viejas estructuras o bien se acomodan al nuevo paradigma o directamente colapsan por su incapacidad de evolucionar.  El Borde del Caos que diría Ian Malcolm en El Mundo Perdido de Michael Crichton, ese concepto que seguramente es más complicado de lo que puedo explicar, pero que en el libro sirve para ilustrar la idea de que para mantener el balance no hay que ser ni muy quedado ni muy lanzado, hay que ser adaptable. Sí, les dije que seguramente debe ser más complejo.

Estamos queriendo más y más…

Si hay un segmento que ha explotado en la última década es el de los canales de distribución de contenidos; desde contenidos chicos como pueden ser las historias en IG o Snapchat, hasta grandes bloques de contenidos como los que encontramos en servicios de streaming como Amazon Prime, Hulu o el mencionadoNetflix.

Sería necio, miope, el negar las virtudes del streaming, la oportunidad que brindan de consumir el contenido que queremos, cuando queremos, donde queremos. Precisamente lo que argumenta Will Smith, poder ver películas que somos muy jóvenes para haber disfrutado en taquilla, o que simplemente no pudimos ver por falta de tiempo. No entremos ya en la multiplicación de oportunidades para los creadores, el tener nuevas formas de producir y distribuir sus obras. Les puedo decir que hay al menos dos piezas que ganaron el Oscar que pude ver y compartir gracias a Netflix.

¿La pantalla de TV resta potencia a la imagen? Bueno, según que pantalla tengas, los Smith no creo que tengan ese problema en su casa. Pero por ser estrictos, sí, está claro que no es lo mismo disfrutar una joya como Gravity de Alfonso Cuarón (y la gloriosa fotografía de Emmanuel Lubezki) en el cine, que verla en tu casa. Hay espectáculos que están hechos para disfrutar en un formato, y es el que es.

Ahora, algo que Almodovar y los defensores del celuloide sobre pantalla gigante deben reconocer, es que con el tiempo no solo cambia la tecnología, sino los hábitos de consumo. No hay que viajar al pasado para encontrar a personas que se ven superadas por el hecho que alguien vea un show en Snapchat, o un canal en Youtube dedicado a jugar videojuegos, o a abrir paquetes. Vamos, que a veces solo hay que mirar al espejo para encontrarlos. Que además puedas disfrutarlos mientras esperas el bus es un plus.

El camino con menos resistencia

Todo cambia, está en la física, nada permanece. Con el paso del tiempo se me hacen más difícil de entender estas posiciones puristas, estas cofradías del clavo ardiendo que se aferran a ciertos dogmas cuestionables, como que una película se TIENE QUE disfrutar en una sala de cine.

El cine es, en esencia, comunicación. De mensajes, de ideas o de sensaciones, pero comunicación al fin al cabo. Para comunicarse hace falta un canal y, bendita tecnología, cada vez son más o más los que tenemos (el uso que le demos, ojo, es responsabilidad propia, no del canal).  El negarse a reconocerlos o directamente menospreciarlos es ofrecer resistencia a un caudal que, francamente, veo indetenible.

Netflix, Hulu, Prime, Youtube Red seguirán, evolucionarán, pero desaparecer, lo dudo. Hoy será sin el reconocimiento de los que otorgan la Palma de Oro, mañana quizás no les hará falta o dejará de importar; al final, como dice Ian Malcolm pero en Parque Jurásico, la naturaleza encontrará su camino.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s