American Gods 1×04: Git Gone

(Este review puede contener SPOILERS)

Cuando terminó el episodio anterior de American Gods, Shadow entraba en su habitación de motel para encontrarse a su (algo-así-como-viva y coleando) esposa Laura. Esto no debería ser mayor problema si no fuese por el hecho de que Laura muere en el episodio uno. Detalles.  Una semana después, cuando el episodio 04 de American Gods terminaba, Shadow entraba en su habitación para encontrarse con su esposa Laura.

Si hay algo que hemos destacado durante estas semanas de la serie es su paso deliberado, lento y casi literario, el tiempo que se toma para desgranar cada detalle del libro, de recrearse visualmente en cada elemento del rico universo que Neil Gaiman construyó en su novela. El más reciente episodio, Git Gone, dobla la apuesta en este apartado.

Todo lo que vemos sucede en el período de tiempo que abarca al momento que Laura conoce a Shadow, hasta la noche cuando se re-encuentran en una habitación de Motel. Nos presenta y desarrolla una historia que en el libro fractura en varios pasajes, y que en la serie solo se había mencionado.

Git Gone se centra en una idea: ¿Qué es estar verdaderamente vivo?
Los escritores lo hacen funcionar en distintos niveles; en una primera instancia hablan del deseo de Laura por hacer algo más, por trascender, por dejar a un lado su vida ordinaria. Eso nos explica los motivos detrás de decisiones como casarse con un ladrón de poca monta, montar una estafa que mandaría su esposo a la cárcel o, eventualmente, iniciar un affair en el que se le iría la vida.

Dentro de la faceta fantástica de la serie claramente es una alegoría a la nueva no-vida de Laura, al no estar muerta pero, de nuevo, no estar verdaderamente vivo. Claro, también nos sirve para ir dándole forma a algunos eventos hasta el momento inexplicables, como quién salva a Shadow de los “niños” del Technical Boy, o qué papel comienzan a jugar el señor Jacquel y el señor Ibis en toda esta historia.

Al mismo tiempo, nos presenta un hecho curioso: si en el episodio presenciamos la transición de una mujer creyente, en este vemos que pasa cuando alguien que no cree en nadie llega al otro lado. Es algo que refuerza una idea planteada por el Señor Wednesday en el capítulo anterior: la diferencia entre creer en algo y el absoluto olvido, entre la forma y la nada.

Está resaltado hasta en lo visual; el mundo de Laura está desprovisto de las imágenes fantásticas que hemos visto, es plano, es gris (literalmente), es solo en la presencia de Shadow y su no-vida cuando comenzamos a ver lo fantástico, que va desde una visión del más allá, hasta el fatality más espectacular de este lado de Mortal Kombat.

Podemos estar más o menos de acuerdo con el ritmo planteado enAmerican Gods, pero hay que reconocer que le hace justicia a los personajes el dedicarles el tiempo necesario para entenderlos. Puede que no hayamos avanzado demasiado en la trama principal esta semana, pero mira que sabemos ahora qué le vio Shadow a su esposa. Bueno, eso y que no hay que buscarle las malas pulgas a esta mujer y a su pie derecho.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s