Wonder Woman o la heroína que merecemos.

(Este review puede contener SPOILERS de la película)

Debo admitir que pocas películas, sin importar el género cinematográfico, me han causado tanta curiosidad como Wonder Woman.  La última vez que alguien puso a una chica de protagonista en una película de cómics terminamos con  Electra y Cat Woman, y creo que no es necesario hablar del demonio en esta casa del señor.

Era otra época, sin duda, una época donde eso del film de cómic no dejaba de ser un producto de nicho, una apuesta no muy segura en un público conocido por ser excesivamente celoso con las franquicias que consume. Todo eso cambió cuando llegó el señor Christopher Nolan en 2005 plantó la bandera con Batman Begins, para que unos años después Jon Favreau diera el puntapié inicial al MCU con Iron Man. 

Le damos Fast Foward hasta el 2017 y es apenas ahora cuando tenemos la primera película con una heroína como protagonista dentro de los universos cinematográficos de las grandes (DC y Marvel). Seguro, Jessica Jones la rompió en Netflix, pero todavía seguíamos sin un largometraje en clave femenina. Llega entonces la señora Patty Jenkins y no solo declara los juegos abiertos para todos, sino que además lo hace con la que es sin duda la heroína más icónica del mundo: Wonder Woman.

Entonces, ¿qué resultado trajo los más de 70 años de espera para la gran pantalla?

Vamos a ello.

Wonder Woman es una peli que antes del primer minuto tiene como 100 facturas que pagar. Hemos visto X veces el origen de Batman o de Superman, pero dudo que alguien fuera de la fanaticada sepa cuál es el origen de la Mujer Maravilla. A eso hay que sumarle un reparto de aliados y villanos que, de nuevo, nadie conoce demasiado. Por eso, irremediablemente, Wonder Woman es un relato de origen, una presentación del personaje en la vena de The First Avenger.

Para responder eso de “¿por qué eres así?”, Jenkins nos transporta a la Primera Guerra Mundial, lo que hace que Wonder Woman no solo sea una peli de cómics y un relato de origen, sino una película de guerra. Hay que tomar eso en su justa medida, no hablamos de Saving Private Ryan o The Hurt Locker, no se trata de hacer un retrato crudo del conflicto, sino de establecer un contexto fácil de entender: un mundo roto y en guerra, con una nueva forma destructiva de pelear y con un nivel de destrucción casi apocalíptico, es la Gran Guerra, es la Guerra para terminar todas las Guerras.

El film esencialmente describe la transformación de Diana: de ser una amazona que habita un paraíso terrenal aislado de todo mal, a ser Wonder Woman, una protectora de la humanidad. El catalizador de este proceso es Steve Trevor (Chris Pine), un soldado americano con un pragmático sentido del deber y de lo correcto. Lo correcto en este contexto es bastante sencillo de dilucidar, es una peli bastante dual, paz o guerra, vida o muerte, odio o amor.

En buena medida, la película se erige sobre dos elementos: unas secuencias de acción francamente espectaculares, 100% cotuferas y con una fusión de fuerza y gracia que quita el aliento. El otro es la gran interpretación de Gal Gadot y su química con el reparto, especialmente con Pine. Gadot asume el personaje, su mezcla de fuerza y belleza hace que te tragues sin rechistar que estás en la presencia de una semidiosa.

En general, su relación con Pine funciona, aunque admito que en algunos momentos me pareció un tanto forzada, pero entiendo la necesidad. Steve es el ancla de Diana con la humanidad a un nivel personal; sí, es fácil entender lo que es bueno y lo que es malo en medio de la guerra, pero Steve es quien personifica esa dualidad, esa capacidad humana de hacer cosas tanto buenas como terribles.

El clímax de la película se construye sobre una discusión casi filosófica, y un tanto trillada la verdad sea dicha, pero de nuevo, un grano de sal con todo, nenes. No quiero revelar los giros del tercer acto, pero debo decir que funciona, se siente orgánico aunque todo el conflicto sea bastante simplón.

¿Es un film extraordinario? En lo que a DC se refiere, sí. Con todo y que es una película con una lista de deberes inmensa, logra entramarlos todos en las poco más de dos horas de duración. Es entretenida, tiene grandes secuencias de acción y tiene personajes que van más allá del papel del cual nacieron. No, no es Shakespeare, no, no es la Nueva Ola, pero tampoco pretende serlo.

¿Qué pretende ser?

Pretende lograr un  interesante ejercicio de malabarismo: ser una gran película de aventuras con una mujer a la cabeza sin que sea necesario definir al personaje exclusivamente por su condición de mujer. Diana es fuerte, es inteligente, es leal, es mujer, pero también  es humana, se enamora, tiene amigos, baila. Es un personaje con el que puedes empatizar, que puedes admirar; que es lo que mínimo que se le puede pedir a la película, no solo por las millones de mujeres que lo estaban esperando, sino por también los millones de hombres que verán que sí, que también te puedes identificar con una héroe mujer.

¿Es Wonder Woman la película perfecta? No, no les. Pero sí es la película que necesitábamos, todos.

Recomendada, harto entretenida.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s