American Gods 1×07: A Prayer for Mad Sweeney.

(Este review puede contener SPOILERS)

Uno de los personajes más interesantes dentro de American Gods es el señor Ibis. Como personificación del dios del conocimiento Thot, el señor Ibis es la persona ideal para guiarnos por el universo en el que se desarrolla la serie. ¿Saben esas pequeñas historias antes de cada episodio que parecen que no tienen que ver nada con la trama? Bueno, esas son la labor de Ibis, quien no solo nos presenta este mundo, sino a sus protagonistas.

El episodio de esta semana gira casi en su totalidad en torno a una de estas historias, y nos cuenta más sobre nuestro duende iracundo favorito: Mad Sweeney.

Para contarnos más sobre él, viajamos de la mano de del señor Ibis a la Inglaterra del siglo XVIII y conocemos a Essie, una chica que desde pequeña aprendió a creer en todas las historias de duendes y hadas que su abuela le contaba; con todos los pequeños rituales que esto conlleva. A través de la travesía de Essie, que la lleva de un lado del océano a otro, seguimos descubriendo los elementos más importantes dentro de la mitología de la serie, pero en esta ocasión no nos limitamos a ver el poder de la fe sobre los dioses, sino que además vemos el otro lado de la ecuación, qué efecto tienen los dioses sobre la gente.

Un detalle importante a nivel de producción es hacer que Essie también sea interpretada por Emily Browning (Laura), ya que hace mucho más clara la intención de los creadores de trazar un paralelo entre el relato de Essie y la historia de Laura, ambas vinculadas además por la presencia de Sweeney. También funciona como una excusa perfecta para dar más tiempo a las interacciones entre Browning y Pablo Schrieber, una verdadera delicia que, como ya mencioné en otros reviews, le da ese toque de “ligereza” a una serie tan densa en información.

Pero de vuelta al relato de la semana, si bien hasta ahora tenemos claro que los dioses esperan fe y devoción de los humanos para mantenerse fuerte, ¿qué esperan las personas de los dioses? Si el relato de Essie sirve de algo es para mostrar que los dioses en este mundo puede ser tan benévolos como cabrones, un día te bañan en buena fortuna y al otro estás en un barco camino a las Américas a cumplir tu pena de transportación. Queda claro: los dioses necesitan a los humanos tanto como los humanos a los dioses. Es una relación de mutuo beneficio, aunque no podemos evitar preguntarnos, ¿quién usa a quién?.

Este cruce de influencias le da más fuerza a la revelación final del episodio: que Sweeney y Wednesday jugaron un papel activo en la muerte de Laura. Ya no solo se trata de benevolencia a cambio de oraciones, sino de acciones directas para cambiar el destino de las personas y, especialmente, de Shadow Moon. ¿Qué lo hace especial? ¿Por qué Wednesday puso en movimiento todo esto? ¿Qué papel juega en la guerra que está por venir?

Considerando que el próximo es el último episodio de la temporada, lo lógico sería esperar encontrar algunas pistas para responder esta preguntas. Pero si hay algo que ha dejado claro esta serie es que no se rige por el ritmo narrativo típico de una serie de TV, quién sabe, a lo mejor y el final tan solo nos deja más preguntas aún.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s